Adriana Ávila, primera mexicana en graduarse en el doctorado de World Maritime University

Adriana crea un programa cuyo objetivo es alcanzar la equidad de género, particularmente en el sector naval y marítimo

Adriana Ávila-Zúñiga, originaria de Uruapan, Michoacán, se convirtió en la primera mujer mexicana, y del continente americano, en graduarse en el Programa de Doctorado de la World Maritime University, una universidad de la Organización Marítima Internacional (OMI) de las Naciones Unidas (ONU), ubicada en Malmo, Suecia.

La ahora doctora obtuvo su grado en el programa que se inscribe dentro de la meta número 5 del Programa de Metas para el Desarrollo Sustentable de la ONU, cuyo objetivo es alcanzar la equidad de género, particularmente en el sector naval y marítimo, donde los hombres tienen preponderancia.

En sus estudios doctorales, Ávila Zúñiga desarrolló una investigación científica que analiza diversas vertientes de la seguridad y protección marítima, específicamente en el sector portuario mexicano, así como de plataformas petroleras, para lo cual contó con la colaboración de la Secretaría de Marina-Armada de México.

La investigación de la doctora derivó en publicaciones en prestigiadas revistas científicas del sector marítimo, así como capítulos de libros y conferencias en instancias como el Consejo Europeo de Ciencia. Además, el trabajo doctoral de Ávila Zúñiga podría publicarse en español bajo el título Construcción o Desarrollo de una Política de Protección Marítima Nacional.

La publicación abordaría “la problemática de la protección de los puertos en México pero también la inseguridad que afecta al sector energético en altamar, incluyendo actos de piratería en contra de las plataformas petroleras y se plantean diversas soluciones al respecto dentro de los modelos internacionales”, señala la doctora a través de un comunicado.

En palabras de la doctora, su historia “podría motivar a muchos jóvenes mexicanos [como ella], provenientes de familias con recursos económicos limitados, a perseguir sus sueños y a darse cuenta que con disciplina y trabajo arduo, esto es posible”.

Fuente: Sin Embargo