Valeria Corrales, con 10 años impulsa a otras niñas al gusto por la tecnología

Valeria Corrales tiene 10 años, vive en Huesca y le encantan la programación y la tecnología.

Ese interés nació cuando su padre le trajo de Estados Unidos una GoldieBlox, las muñecas diseñadas por la ingeniera de Standford Debbie Sterling para romper estereotipos (sus personajes son aventureras, inventoras e ingenieras). Valeria empezó a aprender a programar ella sola viendo vídeos de YouTube. Luego entró en MiniVinci, una escuela de robótica educativa y programación creativa de su ciudad fundada por la ingeniera de telecomunicaciones Patricia Heredia.

A los 8 años ganó el concurso de tecnología en Huesca Makers con un proyecto de camiseta con luces leds (era la única niña entre los participantes, todos chicos de entre 8 y 15 años). Desde entonces no ha parado. Está en redes sociales, ha creado un blog con contenido bilingüe (español e inglés) en el que ella y su hermano Gonzalo, que tiene dos años menos, hablan de sus viajes y las cosas que le gustan, que como ella misma escribe son “el deporte, el que más el tenis, aunque también hago atletismo, y me gusta crear y construir cosas, jugar con Minecraft y las mates”. Pero sobre todo ha abierto, con su profesora y mentora Patricia, el canal de YouTube ValPat STEAM.

Allí suben vídeos de los proyectos que llevan a cabo, cosas como construir una lanzadera de aviones de papel utilizando un kit de Lego.

O diseñar y programar un muñeco con el que poder enviarse mensajes de texto entre ellas.

También cuelgan los vídeos de las charlas que dan y los eventos en los que participan, que cada vez son más. Y de los reconocimientos que consiguen. Hace poco, por ejemplo, nombraron a Valeria nombraron Inspiring Girl del Año. Pero Patricia y Valeria quieren llegar a más gente. Por eso han puesto en marcha una campaña de crowdfunding que les permita grabar más y mejores vídeos.

“Durante este año hemos visto la reacción de cientos de niñas que quieren ser como Valeria, niñas que pensaban que el mundo de la tecnología no era para ellas, pero que al ver a otra niña se daban cuenta de que ellas también podían hacerlo. Nuestro canal quiere inspirar y enseñar a niñas de España y de América Latina, para que gracias a nuestros vídeos puedan aprender, divertirse y darse cuenta que si quieren ser ingenieras es algo que podrán hacer aunque sean niñas”, explican en la petición.

“Nuestro objetivo es inspirar a miles de niñas de todo el mundo para que entiendan que pueden ser lo que quieran ser, y que el mundo STEAM es divertido y es muy importante para su futuro”.