Se celebran 194 años de la anexión de Chiapas a México

Cada 14 de septiembre en el Estado de Chiapas se cumple y se conmemora un año más, en esta ocasión se cumplirá 194 años de la anexión al pacto federal realizado el 14 de septiembre de 1824.

La Historia comienza en 1531 a 1821, Chiapas había formado parte de la Audiencia de Guatemala, colindando por el occidente y por el norte con provincias gobernadas desde el virreinato de la Nueva España. Durante tres años, de 1821 a 1824, los chiapanecos se sintieron con la posibilidad de una democracia local y regional, con base en discusiones y decisiones tomadas en reuniones populares.

Al principio, los chiapanecos deciden formar parte del Imperio de Iturbide, decisión que fue aceptada por México el 16 de enero de 1822. Esta unión al Imperio duró hasta el 7 de Junio de 1823, poco después de la abdicación del Emperador Agustín de Iturbide el 5 de abril de 1823. Chiapas, en este transcurso, toma la determinación de declararse libre de agregarse a México o reincorporarse a Guatemala.

México se molestó por la actitud tomada por Chiapas y manda el 29 de julio de 1823 al Gral. Filisola, de la División expedicionaria en Guatemala, para que marchara a San Cristóbal, disolviera la Junta Suprema Provisional y restableciera el orden, dando posesión al Jefe Político nombrado por México.

El Gral. Filisola llegó a San Cristóbal el 31 de Agosto y declaró disuelta la Junta Provisional el 5 de septiembre, no sin antes, los miembros de ella formularan enérgica protesta. Mientras tanto, la mayor parte de la provincia chiapaneca manifestó descontento ante la actitud de México y Filisola. Comitán se levantó en armas el 28 de octubre, Tuxtla Gutiérrez el 29 y el Plan de CHIAPAS LIBRE se proclamó en Comitán el 26 del mismo, y tenía por objetivos proclamar el derecho de la Provincia para decidir su suerte como mejor le conviniera y pedir la inmediata evacuación de las fuerzas mexicanas.

A finales de 1823, las fuerzas unidas de Chiapas Libre desalojan al ejército mexicano, la Junta Suprema queda de nuevo instalada y Chiapas en estado de tomar una decisión libre y soberana.

En circular de 22 de marzo de 1824 se pidió a todos los partidos de la provincia, que sin demora expresaran a cuál de las dos naciones deseaban federarse, ofreciendo la Junta hacer la computación de los votos. Estaban haciendo el cómputo, cuando llegó a San Cristóbal un decreto del Congreso Mexicano de fecha 26 de Mayo de 1824, dando tres meses de plazo para decidirse sobre su unión a México o a Guatemala. Además de enviar a un delegado, el Sr. José Javier de Bustamante, para supervisar los trabajos del conteo.

El Soconusco se disgustó por el decreto de México y la presencia del delegado, y decide el 24 de julio de 1824 incorporarse a Guatemala. Permanece adherida a Guatemala hasta el 11 de septiembre de 1842, cuando el Presidente de la República, Gral. Antonio López de Santa Ana decreta su unión a Chiapas y a México. Igualmente, ese mismo día, le otorga el rango de Ciudad a Tapachula.

El día 12 de septiembre de 1824 se hizo el cómputo de los votos, y el resultado fue el siguiente: de los 172,953 habitantes que viven en 104 pueblos de Chiapa y Soconusco: 96,829 (56%) se pronunciaron por la agregación a México; 60,400 (35%) votaron por la unión con Guatemala; y 15,724 (9%) se declararon indiferentes o neutrales. El partido de Tonalá, del cual formaban parte los pueblos de Pijijiapan y Mapastepec con 4,308 habitantes votaron junto con el Soconusco, Tuxtla Gutiérrez, Chiapa de Corzo, Cintalapa, Jiquipilas, Ocozocuautla, Tecpatán, Copainalá, Palenque, Ixtacomitán, Suchiapa su unión al país de Guatemala. Mientras que las poblaciones que votaron por México fueron San Cristóbal, Comitán, San Bartolomé de los Llanos( hoy Venustiano Carranza), Chamula y otros pueblos indígenas de los altos; y los pueblos que no votaron ni por uno ni por otro, fueron Ocosingo, Tumbalá, Sabanilla y Moyos.

Monumento Anexión de Chiapas a México

Cerca de 118 millones de pesos se invirtieron en el rescate de este espacio que fuera inaugurado el 5 de febrero de 1943, por el entonces presidente de la República, Manuel Ávila Camacho, y el gobernador que impulsó este proyecto, Rafael Pascasio Gamboa.

Según relata la cronista Alba Patricia Cabrera, el Monumento a la Bandera erigido en Tuxtla Gutiérrez fue el resultado de la inspiración que tuvo el doctor Miguel Pavía cuando, luego de asistir a un congreso en Austria, Viena, y tener la oportunidad de asistir a una gran concentración nazi en donde se oiría un discurso de Adolfo Hitler, el chiapaneco quedó impresionado por cómo más de 500 mil soldados rendían honores a la bandera con la suástica. Esto lo llevó a la reflexión de que en Chiapas no se le hacían honores a la bandera de México con tanta vanagloria. Fue madurando esta idea y un día se la comentó a su compadre Rafael Pascacio Gamboa, siendo aún diputado, el cual le contestó: “Tal vez algún día podríamos hacerlo, para que los chiapanecos rindan culto y enaltezcan los valores de Chiapas y de la patria mexicana”. Así, al ser gobernador Pascacio Gamboa, no dudó en ponerla en marcha.

El proyecto arquitectónico, desarrollado por Juan F. Olaguibel, con la ayuda también de Francisco y Gabriel D’Amico, fue posible gracias a la aportación económica de la misma sociedad chiapaneca, que reunió para la causa más de 57 mil pesos; del gobierno federal, que dio 25 mil pesos; y del gobierno estatal, que destinó más de 89 mil pesos para la realización de este proyecto.

El Monumento a la Bandera, que alcanza una altura de poco más de 35 metros, se distingue por las esculturas de dos mujeres que simbolizan a México y a Chiapas unidos, por lo que esta obra no sólo ensalza a uno de los símbolos patrios, sino que también conmemora la federación de Chiapas a México. La joven Asunción Orozco Esquinca fue quien sirvió de modelo para que se esculpiera a la mujer chiapaneca, y Secundina Orantes Rincón, aún con vida, posó para que la mexicana. Sobre este juego escultórico se erige una estela maya con atributos y jeroglíficos que se relacionan con la cultura prehispánica latente en el estado, y por último se alza el asta de la bandera, con una altura de 10 metros, en cuya punta ondea el verde, blanco y rojo enmarcando al águila devoradora de serpientes.

Contiguo al monumento, se pensó en una especie de explanada en donde los chiapanecos pudieran rendir honores al lábaro patrio, por lo que se construyó frente al monumento lo que entonces fue conocido como el Estadio Olímpico, que tenía una capacidad para 6 mil espectadores.

Sin embargo, 20 años después, durante las funciones como gobernador del estado de Samuel León Brindis, en 1964, se construyó el Parque Morelos en este espacio, que entonces fue un moderno espacio de esparcimiento con áreas verdes, bancas, comercios, una fuente, una pista de patinaje y diversos juegos infantiles.

BIBLIOGRAFIA:
– Espinosa, Luis. “Independencia de Chiapas y su unión a México. Imprenta Marina. Tuxtla Gtz., 1988.
– De Vos, Jan. “Sentimiento Chiapaneco. Cuarteto para piano y cuerdas. Opus 1821-1824.” Revista ICACH. 3ª. Época. Núm. 3. Jul-Dic. 1988. Pp: 30-49.

https://ecoturismoesoterico2.wordpress.com/category/bicentenario-y-federacion-de-chiapas-a-mexico/page/2/

La Anexion de Chiapas a Mexico