Mujeres sufren doble discriminación en el sector laboral por género y peso

De acuerdo a un estudio realizado por Raymundo Campos, del Colegio de México (Colmex), las mujeres con un peso mayor, es decir “obesidad” o “sobrepeso” en México son discriminadas al presentarse en un nuevo trabajo.

El análisis resalta que las mujeres con un Índice de Masa Corporal (IMC) normal (entre 20 y 25) recibe un 29 por ciento de respuestas de las solicitudes laborales que envió, pero las mujeres con sobrepeso un 21.3 por ciento y deben enviar al menos 27 por ciento más solicitudes de empleo que las mujeres con un rango de peso ideal.

Pero eso no es todo Campos explicó que en cuanto a los hombres  “no hay un castigo por tener sobrepeso u obesidad. La tasa de respuesta es igual, independientemente del peso del hombre”

Esto significa que la mujer obesa tiene que enviar 37 por ciento más currículum para recibir el mismo número de llamadas que las personas con rango normal de IMC”.

En el marco de la conferencia “Discriminación por Obesidad en México”, realizada en la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Raymundo Campos, doctor en Economía por la Universidad de Berkeley presentó su ponencia durante el XIII Encuentro Internacional “Capital Humano y Crecimiento”, dijo que “cuando analizas el salario de hombres y mujeres. El salario de los hombres sigue creciendo no cae con sobrepeso u obesidad, sustancialmente como en el caso de las mujeres con sobrepeso u obesidad, el salario comienza a caer cuando entran a esos rangos”

El estudio fue realizado en la Ciudad de México y Monterrey, y de acuerdo con Raymundo Campos, Monterrey tuvo un mayor índice de discriminación hacía personas con obesidad o sobrepeso, muy por encima de lo que se tuvo en la Ciudad de México.

Mientras el índice de discriminación total que se tuvo en la capital del país por este tema fue de 25 por ciento, en Monterrey esta fue de 50 por ciento, aseguró. Lo que es curioso, considerando que Nuevo León de hecho, tiene mayores índices de obesidad que la Ciudad de México.

El estudio incluyó enviar currículum a empresas que ofrecieron puestos de trabajo en la OCV Mundial, basadas en Monterrey y la Ciudad de México; se envío el mismo currículum, de la misma persona, pero la fotografía incluida podía ser la original, o una alterada para hacer parecer que la persona tiene sobrepeso u obesidad.

De acuerdo con Campos, se enviaron 3 mil 200 currículum, a mil 600 empresas y se tuvo una tasa de respuesta de 23 por ciento, en total.

Lo más interesante dentro del estudio según los investigadores fue el hecho que los trabajos que más rechazaban a las personas con sobrepeso fue en donde no era necesario o indispensable el trato con clientes: los call centers fueron los líderes en materia de discriminación por obesidad.