La participación de las mujeres mexicanas en la economía

En México, las mujeres presentan una baja participación en el mercado laboral y más baja aún en el sector formal, adicionado a esto, la responsabilidad de la administración del hogar, en muchos casos, son factores que dificultan su inserción en el sector financiero y particularmente en el sistema de pensiones.

Pocas cuentan con seguridad social

De acuerdo con información del Reporte del Sistema de Ahorro para el Retiro, publicado por la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), en febrero, tan sólo 45.5% de la población entre 15 y 44 años forma parte de la Población Económicamente Activa (PEA). Además, sólo 24% corresponde a la PEA ocupada con acceso a seguridad social, del cual 14% son hombres y 9% mujeres.

Los datos revelan no sólo la baja participación de las mujeres en la economía del país, sino también una baja participación en el sector financiero, que a su vez se ve reflejada en una baja participación en el sistema de pensiones.

La papel de las mujeres en el sector financiero y el sistema de pensiones

Las diferentes condiciones de vida y actividades entre hombres y mujeres traen como consecuencia diferentes comportamientos económicos entre ambos géneros, en particular con respecto del tema del ahorro. Un elevado porcentaje de mujeres se dedica a actividades relacionadas con el hogar, sin percibir remuneración económica alguna. Esto constituye un obstáculo para el ahorro, la toma de decisiones sobre los ingresos del hogar, la inclusión financiera y la comprensión de conceptos financieros básicos.

La encuesta Ahorro y Futuro: Una perspectiva de Género, publicada por Amafore, revela que es menor el número de mujeres que realizan algún tipo de ahorro (48%), que de hombres (55 por ciento). Los ingresos percibidos en ambos casos pueden explicar este comportamiento. Sin embargo, el nivel socioeconómico profundiza en mayor medida esta desigualdad; en los estratos de ingresos más bajos la desigualdad en el ahorro es mayor entre géneros que, en los estratos de ingresos más altos, donde el nivel de ahorro es muy similar entre hombres y mujeres.

Con respecto del ahorro para el retiro las diferencias entre hombres y mujeres son más acentuadas, 40% de los hombres ahorra para este fin, en contraste con 28% de las mujeres. Esta cifra es importante, pues además de la baja inserción de las mujeres en el sector laboral formal, el cual les da la oportunidad de obtener una pensión en la vejez, una baja proporción de mujeres piensa en su retiro al hacer ahorro con este fin, lo cual reduce las posibilidades de contar con un ingreso en esa etapa de su vida.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones visite la página de Internet: www.amafore.org.

Fuente: Eleconomista