En Costa Rica inspiran y conectar a mujeres con la industria 4.0

Por María José Núñez Chacón

En Costa Rica, durante el año 2018 las empresas multinacionales generaron 12.961 nuevos empleos y de ellos, el 57% fueron ocupados por mujeres. Esto reafirma la importancia de generar los espacios necesarios para incentivar a más mujeres a estudiar las carreras del futuro y mostrarles su impacto en la economía local, se trata de conectarlas con la industria 4.0.

Pero no sólo se trata de llevar a más mujeres a las carreras del futuro, sino también de impulsar a las que ya se decidieron, pero que cuando están en las compañías son tímidas en sus esfuerzos por ocupar puestos de decisión y liderazgo.

Por ejemplo, empresas multinacionales instaladas en el país centroamericano trabajan en el impulso de políticas de reclutamiento y selección, de manera que se garantice la atracción de talento humano femenino, establecen

Las empresas deben enfocarse en temas de reclutamiento y selección, balance entre la vida profesional y personal, porque las firmas por naturaliza son muy demandantes y es necesario establecer cambios para alcanzar este balance y se requieren ajustar las políticas en promoción de las mujeres, cuando se llega a posiciones de liderazgo un 45% pueden ser mujeres y un 55% hombres, cuando hay diversidad no quiere decir que haya inclusión.

IMG_2010.1(800x600)

Esta fue una de las conclusiones presentadas en el marco del Balanceforbetter, una actividad dirigida a concientizar, conectar y crear oportunidades para el crecimiento de las mujeres en las empresas relacionadas con esta industria y que tuvo lugar en el Hotel Marriott.

El evento que fue promovido por las empresas Citi, Amazon, Abbott, National Instruments, Bimbo Global Services, Fujitsu, IBM, Edwards Lifesciences, EY, Cargill, Intel, Procter & Gamble, Bridgestone, Boston Scientific, Red Mente, Fundación Monge, Inspiring Girls, Ticas sin Miedo y Marriott, tenía como finalidad intercambiar experiencias en el posicionamiento y empoderamiento femenino en la economía del conocimiento.

De acuerdo con Diana Salazar, Gerente de Servicios de Clima de Inversión de CINDE, es indispensable que las empresas incluyan iniciativas que les permitan ser más inclusivos en sus procesos y el intercambio de estrategias es una buena forma de inspirarse.

Por ejemplo, en Intel han impulsado todo un proceso para lograr una mayor incorporación de mujeres, no sólo en sus filas laborales, sino en puestos de decisión y liderazgo.

De acuerdo con Timothy Scott, gerente de Relaciones Corporativas de Intel, la compañía cuenta con un 36% de personal femenino y desde el momento del reclutamiento se ha establecido paneles diversos, que incluyen una diversidad de personas, de manera que la elección no esté sesgada.

“Ha sido un proceso paulatino, trabajamos desde el momento de la contratación, donde se adoptan conceptos de diversidad e inclusión a la hora de elegir. Después de eso viene un procedimiento de enganchamiento de la persona en el lugar de trabajo, crecimiento, progresión y en el caso de las mujeres el deseo de que se quieran mantener en el puesto, sobre todo cuando tienen hijos, se establecen mecanismos flexibles”, detalló Scott.

Se han dado a la tarea, no sólo de apoyar e incentivar a las mujeres, sino también de educar a los hombres, pues son ellos quienes están en los puestos de liderazgos y tienen que ampliar sus horizontes para atraer a las mujeres y entender que se requiere flexibilidad para que se alcance igualdad en las opciones laborales.

Estas iniciativas han sido muy exitosas para Intel, sobre todo en la atracción de talento humano femenino, al punto que no encuentran más mujeres para atraer a la compañía, de ahí que han impulsado un trabajo en escuelas y colegios, para abrir las oportunidades y horizontes para niños y niñas, de manera que vean en las áreas de ciencias y tecnologías un nicho con mayores opciones laborales.

“Nos acercamos a las instituciones y les llevamos pequeños kits de ingeniería que incluye elementos de eléctrica, electrónica y mecánica para que jueguen, y nuestros ingenieros e ingenieras son quienes trabajan con los chicos. Cuando ven a una ingeniería embarazada y ven que es exitosa trabajando, se rompen muchos esquemas”, añadió el gerente de Intel.

De la misma forma, en Boston Scientific trabajan fuertemente el tema de inclusión, a través de la integración femenina al trabajo, horarios flexibles, tiempos compensatorios, así como la posibilidad de realizar parte del trabajo desde la casa.

“Asimismo, consideramos que al integrar a una tercera parte que evalúe nuestro trabajo en materia de inclusión podemos identificar las brechas que tenemos. Así hemos trabajado con el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) en esta definición y en las formas de mejorar los diversos aspectos que tenemos pendientes; claro que nos queda camino, contamos con un 30% de mujeres en nuestra empresa y conforme sube la cadena de liderazgo este porcentaje es más reducido, por ello establecemos metas para equilibrar esta proporción”, indicó Sofía Acuña de Boston Scientific.

Otra practica que siguen las compañías para una mayor inclusión de género, es el establecimiento de redes de mujeres, que les permita a las trabajadoras crear conciencia a lo interno y externo de la organización sobre las oportunidades que hay en el mercado.

En este sentido, Eduardo Peña de la compañía de dispositivos médicos Edwards explicó que cuentan con una red que conecta a su recurso humano con la comunidad en la que se ubican, desarrollan charlas sobre inclusión con estudiantes de colegios técnicos, donde se les cuenta las ventajas de estudiar carreras no tradicionales y demostrarles que tienen todas las capacidades para desarrollarse en esas áreas.

Las empresas tienen claro el mensaje: es vital generar más espacios para inspirar a las mujeres y concientizarlas sobre su rol y oportunidades que tienen en la economía del conocimiento.

Que para romper paradigmas deben empoderarse, arriesgarse a estudiar y aprender en áreas que tradicionalmente están asociadas a hombres, con el fin de ir ocupando, con mayor representatividad, espacios en las empresas que lideran la industria 4.0.

Fuente: Estrategia y negocios