Barbara Crawford Johnson, única ingeniera en la NASA que trabajó para llegar a la luna

Fue la única mujer que participó en el equipo de ingeniería de la NASA que trabajó en la llegada a la luna. Ya fue la primera mujer en graduarse con una licenciatura en ingeniería general de la Universidad de Illinois en 1946.

Barbara Crawford Johnson fue la única mujer que participó en el equipo de ingeniería de la NASA que trabajó en la llegada a la luna. Ya había sido pionera en su juventud al ser la primera mujer en graduarse con una licenciatura en ingeniería general de la Universidad de Illinois en 1946. Una vez graduada entró a formar parte de Rockwell División Espacial Internacional, una empresa ingeniería aeroespacial donde trabajó durante 36 años. Esta empresa participó en muchos proyectos de la NASA.

En solo cinco años fue ascendida al cargo de ingeniero jefe y realizó importantes estudios sobre dinámica de vuelo, diseño de misiles, túneles de viento, análisis de rendimiento y aerodinámica.

La participación de Barbara en los programas de vuelos espaciales tripulados comenzó con el programa Apollo Lunar Landing. Ella supervisó el diseño y la evaluación de los sistemas de monitoreo de entrada para las misiones Apolo. En 1968 fue nombrada gerente encargada de supervisar los requisitos de la misión y la evaluación en el Programa Apolo. Este fue el puesto más alto jamás alcanzado por una mujer en su departamento. En su trabajo ella representaba a su empresa en reuniones técnicas con la administración y los astronautas de la NASA en el Centro Espacial Johnson en Houston.

Barbara fue responsable de más de 100 ingenieros en programas tales como:
·  Aterrizaje Lunar incluyendo el aterrizaje misión Apolo 11 en la Luna
·  Skylab
·  Programas (conjuntas EE.UU.-URSS) Apollo-Soyuz

En 1973 recibió de la NASA una medalla en reconocimiento de la importante función que desempeño en la misión Apolo 11.También recibió el Premio Anual de la Sociedad de Mujeres Ingenieras en 1974.
En su último cargo antes de la jubilación en 1982, Johnson desempeñó un importante cargo directivo del programa del transbordador espacial, donde fue responsable del Proyecto Orbiter.
Fue durante este tiempo que ella recibió el “Premio Brower Dick”, de la Sociedad Americana de Astronáutica, entre otros muchos que premiaron su vida dedicada a una profesión tan poco habitual en aquellos tiempos para las mujeres.

Fuente: Mujer Esextraordinarias Frances de Aranda