Aumenta presencia de mujeres en áreas de ciencia y tecnología: UNAM

Rocío Méndez.- En México la presencia de mujeres en áreas de ciencia y tecnología ha crecido. Según datos del Sistema Nacional de Investigadores (2018), ellas ocupan el 37% del total de integrantes del padrón, informó Norma Blazquez Graf, investigadora y exdirectora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la UNAM.

No obstante, precisó, conforme se eleva la categoría, y por área de conocimiento, su presencia disminuye. Por ejemplo, dijo, en el nivel III representan 21.7%, y en física y ciencias de la Tierra no llegan a 21%.

Al dictar la conferencia “Incorporación, participación y reconocimiento de las mujeres en la educación superior, la ciencia y la tecnología”, la integrante de la Academia Mexicana de Ciencias afirmó que en educación superior la cobertura para ellas es de 13% y 16% para los varones, según el censo de 2010; y de acuerdo con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (2015), las mujeres de 20 a 25 años de edad que estudian representan sólo el 6.2%.

Blazquez Graf expuso que continúa la división entre carreras “femeninas” y “masculinas”: en educación y humanidades, 68% son alumnas, y en ingeniería y tecnología, 30%. “Aunque se registra un aumento femenino interesante, han pasado muchos años para que se haya estos cambios”, subrayó.

Esta situación no es propia de nuestro país; en el mundo las científicas representan el 33% del total de integrantes, y en las academias de ciencia el 20% (2016). En la de México, el porcentaje femenino es de 23, similar al de los puestos de decisión. A nivel posgrado, a ellas corresponde el 46% de becas nacionales y 41% de las becas en el extranjero.

Según la UNESCO (2017), en el promedio mundial las mujeres en el área de medicina alcanzan más de 60%, aunque en el pasado fue un campo del que estaban excluidas.

En contraste, en ingeniería la matrícula en México es de 17% para las estudiantes, y de 19% para las profesionistas, aunque su presencia es mucho menor en áreas como la mecatrónica, dijo Blazquez en el auditorio del Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología.

Por campos de conocimiento hay mayor presencia en las áreas de ciencias sociales y humanidades que en las naturales y exactas.

La especialista indicó que se están financiando proyectos para que más mujeres entren a los campos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, y se han tomado acciones para que cada vez más se entusiasmen por esas áreas de conocimiento.

Se han hecho investigaciones para saber por qué a las niñas y las jóvenes no les interesan esas áreas y se ha propuesto estimular su interés desde los primeros años para combatir los estereotipos de género, concluyó la académica.

En México la presencia de mujeres en áreas de ciencia y tecnología ha crecido. Según datos del Sistema Nacional de Investigadores (2018), ellas ocupan el 37% del total de integrantes del padrón, informó Norma Blazquez Graf, investigadora y exdirectora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la UNAM

No obstante, precisó, conforme se eleva la categoría, y por área de conocimiento, su presencia disminuye. Por ejemplo, dijo, en el nivel III representan 21.7%, y en física y ciencias de la Tierra no llegan a 21%.

Al dictar la conferencia “Incorporación, participación y reconocimiento de las mujeres en la educación superior, la ciencia y la tecnología”, la integrante de la Academia Mexicana de Ciencias afirmó que en educación superior la cobertura para ellas es de 13% y 16% para los varones, según el censo de 2010; y de acuerdo con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (2015), las mujeres de 20 a 25 años de edad que estudian representan sólo el 6.2%.

Blazquez Graf expuso que continúa la división entre carreras “femeninas” y “masculinas”: en educación y humanidades, 68% son alumnas, y en ingeniería y tecnología, 30 %. “Aunque se registra un aumento femenino interesante, han pasado muchos años para que se haya estos cambios”, subrayó.

Esta situación no es propia de nuestro país; en el mundo las científicas representan el 33% del total de integrantes, y en las academias de ciencia el 20% (2016). En la de México, el porcentaje femenino es de 23, similar al de los puestos de decisión. A nivel posgrado, a ellas corresponde el 46% de becas nacionales y 41% de las becas en el extranjero.

Según la UNESCO (2017), en el promedio mundial las mujeres en el área de medicina alcanzan más de 60%, aunque en el pasado fue un campo del que estaban excluidas.

En contraste, en ingeniería la matrícula en México es de 17% para las estudiantes, y de 19% para las profesionistas, aunque su presencia es mucho menor en áreas como la mecatrónica, dijo Blazquez en el auditorio del Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología.

Por campos de conocimiento hay mayor presencia en las áreas de ciencias sociales y humanidades que en las naturales y exactas.

La especialista indicó que se están financiando proyectos para que más mujeres entren a los campos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, y se han tomado acciones para que cada vez más se entusiasmen por esas áreas de conocimiento.

Se han hecho investigaciones para saber por qué a las niñas y las jóvenes no les interesan esas áreas y se ha propuesto estimular su interés desde los primeros años para combatir los estereotipos de género, concluyó la académica.

Fuente: MVS Noticias