Arquitectura en Noruega “Una auténtica revolución”

Esta vez vamos a hablar de arquitectura en Noruega. Porque, aunque en este ámbito el país nórdico siempre ha dado mucho de qué hablar, desde hace unos años está viviendo una auténtica revolución.

Hemos querido aprovechar la reciente inauguración en la ciudad de Lindesnes de Under, el restaurante submarino más grande del mundo, para conocer sus características y hacer un repaso a los edificios más emblemáticos del país. Nos hemos puesto manos a la obra y, junto a la Oficina de Turismo de Noruega, que conoce mejor que nadie esta joya del norte de Europa, hemos preparado una selección de todos aquellos lugares que son un icono para la arquitectura noruega. Los del pasado y los del presente. Los de un perfil más tradicional, y los rompedores. Si quieres descubrir todo lo que necesitas saber sobre la arquitectura en Noruega, no dejes de leer. Te sorprenderás.

Opera House de Oslo en Noruega

Encuentra tu vuelo a Noruega

Un restaurante bajo el mar

Resulta que la arquitectura noruega está de estreno. En la ciudad de Lindenes, en el sur del país, acaba de abrir sus puertas el restaurante submarino más grande del mundo, y el primero de Europa. Con espacio para 100 comensales, se trata de toda una obra de ingeniería que ha sido desarrollada en varios pasos.

Para empezar, la estructura del restaurante fue construida en una barcaza exterior. Del diseño y adaptación del proyecto se encargó el estudio de Snohetta, cuyo pasado profesional viene marcado por la apuesta continua por la unión entre arquitectura y paisaje. El material protagonista de esta auténtica obra de arte es el hormigón, necesario para lograr que este fabuloso restaurante submarino logre hacer frente a las inclemencias del tiempo y del mar.

Únicamente cuando la estructura del edificio estuvo finalizada, se introdujo en el agua para ser soldada al fondo marino. El espacio se encuentra dividido en tres partes: la zona más alta, ubicada por encima del nivel del mar, está destinada a guardarropa; la segunda planta, justo a ras del agua, es un bar de champán; mientras que el comedor está situado en las profundidades marinas, cuyas vistas se pueden disfrutar gracias a la instalación de una enorme ventana panorámica.

¿Imaginas cómo debe ser vivir la experiencia de comer en este restaurante submarino rodeado de pequeños tiburones, focas, peces e, incluso, langostas? Pues eso no es todo: el menú del restaurante, de 15 platos y elaborado por el chef Nicolai Ellitsgaard, está compuesto de ingredientes y sabores absolutamente exquisitos basados en la biodiversidad local. ¿Se puede pedir algo más?

Pincha en la imagen y descubre 10 imprescindibles que ver en Oslo

Aquí tu hotel en Noruega

La arquitectura noruega más antigua

¿Quién no ha oído hablar de las bellas iglesias de madera que pueblan el territorio noruego? ¿O quién no guarda en la mente la imagen de esos tradicionales tepes tan característicos de la arquitectura lapona? Existen cierto tipo de edificios que, indudablemente, están tan relacionados con la historia y el paisaje del país nórdico, y que han terminado por convertirse en uno más de sus reclamos turísticos.

Las imponentes iglesias levantadas a base de troncos de madera son, por supuesto, una de ellas. Conocidas como stavkirkers, son originarias de la época vikinga tardía y constituyen unos de los edificios de madera más antiguos del mundo. Llegaron a construirse nada menos que entre 500 y 600 en su momento, aunque en la actualidad solo se conservan 28. La famosa iglesia de Borgund, del siglo XII, posiblemente, sea la más famosa de todas. Además de la belleza que ya representan las construcciones en sí mismas, fijarse en los detalles tallados tanto en sus puertas como en remates, es algo obligado en este tipo de arquitectura noruega medieval.

Pero la madera no es un material limitado a las construcciones del pasado, ¡ni mucho menos! También la contemporánea se sirve de ella para algunos de sus edificios más emblemáticos. ¿Por ejemplo? La torre Mjøstårnet, la casa de madera más alta del mundo, que con nada menos que 85,4 metros también es un referente de la arquitectura noruega.

Clica en la imagen y conoce 15 cosas que hacer en Laponia Noruega

Vuela a Noruega

Conexión con la naturaleza

En un país que protege y apuesta tanto por sus recursos naturales, era obvio que la arquitectura estaría en consonancia con sus ideas. Por eso son muchos los arquitectos que adaptan sus proyectos al paisaje en el que se encuentran, jugando con los elementos que lo rodean y dejando que la luz natural y la propia naturaleza lleguen a formar parte de su obra. Ideas sostenibles que defienden, ante todo, el cuidado de ese medio ambiente tan valorado en un país como Noruega.

¿Algunos ejemplos que lo ilustren? Uno de ellos sería el Hotel Paisajístico Juvet, cerca del fiordo Geirangerfjord. Las habitaciones de este singular alojamiento son todas diferentes, adaptadas a la orografía del terreno, y construidas de manera individual. Inmersas por completo en la vegetación, al contemplarlas da la impresión de que son una pieza más del paisaje.

Haz clic en la fotografía y descubre 10 motivos para viajar a Noruega

Hotel Paisajístico Juvet

Lo mismo ocurre con el Centro Knut Hamsun, diseñado por el arquitecto Steven Holl y una muestra más de arquitectura noruega. Se trata de un museo que rinde homenaje al escritor noruego Knut Hamsun, y se halla muy cerca de la granja donde el artista nació, más allá del Círculo Polar Ártico. En su fachada, de nuevo, aparece la madera. En esta ocasión, de tonos oscuros. El jardín de la azotea del edificio, que se encuentra a su vez absolutamente envuelto por árboles y vegetación, simboliza los jardines de las casas noruegas. Un ejemplo claro de integración en la naturaleza.

Otros ejemplos de arquitectura noruega adaptada al entorno son el pabellón del mirador Snøhetta, en la montaña Tverfjellet; el refugio de montaña de Split View, de los arquitectos Reiulf Ramstad, o el premiado edificio de apartamentos en Oslo Green House, construido con materiales como madera sostenible y vidrio D36 y absolutamente adaptado al parque que se encuentra próximo.

Haz clic en la imagen y descubre la guía para vivir Noruega como un local

Centro Knut Hamsun

Tu alojamiento en Noruega

La arquitectura que está por llegar a Oslo

Si existe un lugar en el país nórdico donde la arquitectura noruega destaca sobre ningún otro aspecto, es su capital, Oslo. No solo por aquellos edificios que ya supusieron una revolución cuando fueron construidos hace años, como por ejemplo la Casa de la Ópera de Oslo, levantada en 2008. También por todos aquellos proyectos que están por venir.

Nuevo Museo Munch junto a la Ópera de Oslo

La capital noruega es un absoluto referente en lo que a arquitectura y sostenibilidad se refiere, y contemplar su skyline es descubrir edificios modernos y vanguardistas que dejan con la boca abierta.

Pero, ¿qué le espera a la arquitectura noruega en Oslo? Para empezar, en nuevo Museo Munch, que abrirá sus puertas este mismo año. El proyecto ha sido diseñado, además, por un arquitecto español, Juan Herreros, y en sus entrañas guardará uno de los tesoros del arte de este país: el famoso cuadro “El Grito”, de Munch. La novedad arquitectónica será un edificio ultramoderno de 13 plantas que estará ubicada en Bjørvika, muy cerca del edificio de la ópera y de la nueva biblioteca de Oslo –de la que ahora te hablaremos-, un área portuaria que está desarrollándose a la velocidad de la luz.

Pincha en la fotografía y descubre qué hacer una semana en la Noruega de los fiordos

Nuevo Museo Munch en Oslo

Y sí, también el nuevo edificio de la Biblioteca Pública de Oslo abrirá sus puertas próximamente. Será en este caso una imponente construcción que, además de acoger las extensas colecciones de libros de Deichman, contará con una sala de cine, talleres, zonas de juegos, salones y un restaurante. La parte voladiza superior podrá ser vista con facilidad desde los alrededores, y los cortes realizados en la fachada indicarán las entradas al edificio.

El acuario más grande del norte de Europa, con más de 10 mil metros cuadrados, también está siendo construido en la capital nórdica. Un ejemplo de arquitectura noruega que destacará por sus formas suavemente onduladas que le harán mimetizarse, una vez más, con el paisaje que lo rodea. Se ubicarán en los terrenos del antiguo aeropuerto de Fornebu y contará con una piscina de más de siete millones de litros de agua.

Pero es que no solo los nuevos edificios de carácter vanguardista marcan el camino de la nueva arquitectura noruega: también los barrios emergentes en la capital tienen mucho que decir.

Uno de ellos es Vulkan, junto al río Akerselva, donde se vienen desarrollando proyectos urbanísticos sostenibles desde hace años. Tjuvholmen, junto al fiordo de Oslo, destaca por sus espacios al aire libre y su diversidad arquitectónica. Amado por unos y odiado por otros, recibe tantos elogios como críticas, aunque es, sin duda, otro claro ejemplo de arquitectura noruega en Oslo. Cuenta con diversas galerías de arte, entre las que se encuentra el Museo Astrup Fearnley, un edificio de 4.200 metros cuadrados diseñado por Renzo Piano que asemeja la forma de un barco y que no deja indiferente a nadie.

Para terminar, los edificios de Barcode, como se denomina al nuevo skyline de Oslo, miden 22 metros de alto cada uno y son unas estructuras empresariales en blanco y negro que recuerdan a un código de barras, de ahí su nombre. Una zona que está evolucionando a la que se van uniendo nuevos proyectos. Un ejemplo indiscutible de arquitectura noruega. 

Clica en la fotografía y conoce los 10 mejores hoteles de Noruega

Vulkan, el barrio de moda en Oslo

Fuente: Skyscanner