Aprueban diputados Paridad de Género; falta aprobación a nivel local

El pleno de la Cámara de Diputados, avaló por una mayoría calificada de 445 votos a favor, reformas a nueve artículos de la Constitución en materia de Paridad de Género, minuta que recién aprobó el Senado de la República y que ahora se turnará a los Congresos estatales.

Estas modificaciones a la Carta Magna, autorizadas por unanimidad, permiten garantizar una verdadera equidad entre hombres y mujeres en la toma de decisiones en los tres Poderes de la Unión y los tres órdenes de gobierno, sin discriminación ni desigualdades de corte machista.

Además de los partidos políticos, el principio de 50/50 se aplicará también en la integración de todos los cargos públicos en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. En los órganos autónomos o descentralizados, así como en los Congresos de las entidades federativas, es decir, en todos los espacios de servicio público deberá haber un número igual de mujeres y hombres.

La diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle habló de las bondades de esta iniciativa impulsada por legisladoras, grupos feministas y diversas organizaciones sociales como Mujeres en Plural ó 50 + 1 .

“Queremos más mujeres en el poder, pero con poder, con poder para cambiar la vida de todas las mujeres que está sufriendo violencia, con poder para detener los feminicidios, con poder para que las mujeres realmente tengan condiciones de igualdad. No basta con que tengamos más diputadas, más senadoras, más gobernadoras, más ministras, más juezas, más mujeres tomando decisiones, si no llegamos a cambiar la vida de las mujeres”.

Todos los grupos parlamentarios se pronunciaron en favor de la Paridad de Género y mostraron pancartas alusivas a este tema.

La legisladora morenista y presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, Wendy Briceño, aclaró que la aprobación de estas modificaciones constitucionales no significa una simulación, ni una cuota partidista más en favor de las candidatas a cargos de elección popular al que se han visto obligados los partidos políticos, sino una verdadera restitución de los derechos que les han sido negados a todas las mujeres.

“En la paridad no cabe la simulación, constituye actuar en consecuencia, representando y gobernando dignamente a la mitad de la población nacional, creando mejores condiciones de vida en especial para las mujeres, las adolescentes y las niñas. No es una nueva ley de cuotas donde los órganos autónomos, partidos, gobiernos que argumenten con pesar de que no hay mujeres para las ternas y eso complica los procesos electivos”.

La perredista Guadalupe Almaguer dejó claro que la aprobación de la Paridad de Género no significa una concesión graciosa de la sociedad patriarcal, sino resultaron de una añeja lucha de mujeres por el respeto a sus derechos fundamentales.

“La paridad significa igualdad. no concesión, no gracia, no autorización, no permiso. Lo que hoy hacemos es restituir los derechos de quienes históricamente hemos sido discriminadas y que ese reconocimiento se debe hacer evidente en eliminar todas las violencias, el acoso en las universidades y l masacre sobre nuestros cuerpos que incluye por supuesto, el derecho a decidir”.

Al final, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, lanzó un discurso en favor de la paridad entre hombres y mujeres, y hasta se definió como un “feministo”.

“No hablo realmente como presidente de esta mesa, sino como un feministo confeso, no hay igualdad, ni siquiera paridad si no hay un empate de voluntades, la de las mujeres que son el motor y la de los feministos, la cuestión es de perspectiva cultural”.

Al término de la votación unánime, las diputadas de todos los partidos lanzaron la consigna, “Sí se pudo, sí se pudo”.

Fuente: WRadio